Loader
Geiranger

Empieza lo bueno, el sur de Noruega. Capítulo 2

Relato de Gemma @gesiisthebike

 

Crónica de un viaje de ida en moto a Cabo Norte. Capítulo 2

 

Por la ma√Īana me despert√© con muchas ganas. Como siempre, me lo tom√© con calma para empezar a conectar bien con el pa√≠s, sin prisas. Me gusta decidir un poco la ruta por la ma√Īana, mientras tomo un caf√©, pero sin grandes planes ni etapas concretas. La experiencia me ha ido demostrando que me siento mucho m√°s c√≥moda cuando viajo sin marcar recorridos espec√≠ficos.

De este modo, el trayecto y la gente que me cruzo por ah√≠ me van presentando alternativas que sobre el mapa nunca veo. Adem√°s, por lo que vi, en Noruega es habitual que por la ma√Īana el cielo est√© tapado, as√≠ que vale la pena no madrugar sino esperar a que el calor del sol despeje las nubes.¬†

Para este viaje contaba con las recomendaciones de Roger, un amigo que el a√Īo anterior realiz√≥ el mismo viaje. Unos d√≠as antes de salir comparti√≥ su ruta y tom√© nota de aquellos sitios que ser√≠a m√°s interesante visitar. As√≠ que mi primera etapa consisti√≥ en poner rumbo a Lysebotn, un peque√Īo pueblo al final de un fiordo por el que transitan varios ferrys y cruceros.

Claro est√° que mi objetivo no era ver ese tr√°fico sino disfrutar de la carreterita que llega hasta all√≠, un seguido de curvas que transcurren entre paisajes monta√Īosos y lagos espectaculares.¬†

Carretera de Lysebotn

Carretera rumbo a Lysebotn. 

Y realmente valió muchísimo la pena. Así que, cómo no podía ser de otra forma, busqué un sitio bonito y tranquilo en el que pasar la noche en ese paraje.

Ahora sí que estaba totalmente metida en el viaje. Lo bueno había empezado. Me sentía muy bien en ruta y el entorno era espectacular. 

Lysebotn noche

Segunda noche en Noruega, en un lugar inmejorable. 

Los días posteriores continué recorriendo carreteras, siguiendo también las recomendaciones que me iban dando otros moteros que me encontraba en ruta.

Me sugirieron evitar las carreteras costeras entre Stavanger y Bergen, puesto que hay mucho tr√°fico tur√≠stico as√≠ como controles de velocidad. Hay que tener en cuenta que el l√≠mite de velocidad en Noruega no es muy alto, entre 50 y 90 km/h en funci√≥n de la carretera, y yendo en moto es f√°cil ir un poco m√°s r√°pido. Seg√ļn me explicaron, las multas por exceso de velocidad son muy elevadas (alrededor de 600 ‚ā¨), de modo que es importante tenerlo en cuenta.¬†

Mi ruta pas√≥ por Haukeli, donde tanto antes como despu√©s de este pueblo, la carretera me llev√≥ a trav√©s de bonitas monta√Īas y los primeros glaciares a la vista. Los t√ļneles tambi√©n empezaron a hacerse habituales, algunos de ellos realmente largos, h√ļmedos y oscuros, pero como no siempre hab√≠a alternativa, se convirtieron en parte del viaje. En otros casos, sin embargo, s√≠ que vale la pena ir a buscar la antigua carretera, como por ejemplo la que conecta Aurlandsvangen y L√¶rdal, que me permiti√≥ disfrutar de un trayecto entre decenas de lagos subiendo por la monta√Īa.¬†

Haukeli

En alg√ļn lugar cerca de Haukeli.

Seguía mi camino rumbo al norte. Las jornadas siguieron llevándome por paisajes espectaculares y tranquilos aunque a veces, como es normal, la ruta transcurrió entre zonas donde se acumulaba más tráfico turístico.

La mayor√≠a de las carreteras eran relativamente estrechas y, cuando coincid√≠an dos autocaravanas o camiones, no pasaban los dos a la vez. As√≠ que paciencia, ¬°mucha! Sin embargo, los tramos bonitos siguieron siendo mayoritarios, de modo que a lo largo de esos d√≠as disfrut√© much√≠simo de la regi√≥n, acampando por la noche en spots de ensue√Īo y siempre con un r√≠o refrescante al lado. Adem√°s, por suerte m√≠a, el tiempo durante esos primeros d√≠as en Noruega estaba siendo espectacular. D√≠as despejados, llegando a los 30 grados y sin presencia de lluvias. Inmejorable.

Geiranger

 Otra noche más disfrutando de un spot perfecto donde pasar la noche.

Finalmente, me dirig√≠ a la conocida Trollstigen, una carretera de monta√Īa de esas que ves en las fotos y no puedes dejar de visitar. He de reconocer que las vistas fueron muy bonitas, as√≠ que vale la pena visitarla. Sin embargo, tambi√©n es uno de esos puntos en los que se acumula mucho tr√°fico tur√≠stico, por lo que hay que armarse de paciencia para no desmerecer la ruta.

Quien vaya allí en busca de hacer algunas curvas en moto, que se olvide. En cada curva hay un autocar turístico pasando despacio porque su enorme eje no le permite girar a una velocidad normal.

Esa situaci√≥n me hizo recordar el viaje del verano anterior, en el que cuando pas√© por la conocida carretera TransfńÉgńÉrńÉ»ôan, en Ruman√≠a, los centenares de coches literalmente parados en cualquier punto de la carretera hicieron que lo que ten√≠a que ser una carretera de ensue√Īo fuese realmente un trayecto bonito pero en retenci√≥n continua. Entonces, en la Trollstigen, s√≠ que me qued√≥ claro que si se quiere disfrutar de este tipo de carreteras, vale la pena organizarse un poco y pasar temprano por esos puntos, antes de la hora punta tur√≠stica. Y si lo tuyo no es madrugar, como en mi caso, solo te queda la paciencia.

Gemma (IG: @gesiisthebike)

Siguiente relato: Capítulo 3

 

 

2moteros
[email protected]

Apasionados de las motos y los viajes

1 Comment
  • 2moteros
    Posted at 15:37h, 29 octubre Responder

    Thank you very much for your comment
    In the article you have the name of the author. Contact him for your answers.
    Muchas gracias por tu comentario
    en el articulo tienes el nombre del autor. Contacta con el para tus respuestas.

Post A Comment